domingo, 11 de febrero de 2018

Nueve formas de enseñar a los niños a odiar la lectura (Gianni Rodari)


Escuela de fantasía
Gianni Rodari
Traducción de Carlos Mayor
Barcelona: Blackie Books, 2017

Este volumen recoge una serie de artículos de Gianni Rodari publicados en la prensa italiana entre los años 1966 y 1981 (Il giornale dei genitori, Pese Sera, Riforma della scuola…) sobre “educación para profesores, padres y niños”, como reza el subtítulo. Al igual que en su conocido ensayo Gramática de la fantasía (Booket), en esta colección de artículos se habla de literatura y escritura y se dan pistas para inventar historias, pero también hay lúcidas reflexiones sobre educación en su sentido más general: la relación entre los padres y los niños, los programas educativos en la escuela, la forma en la que el niño va aprendiendo del mundo que le rodea, la importancia de hacer reír a los niños…

Otros artículos nos dan herramientas para crear historias que contar a los más pequeños, ideas para acercarles la poesía, y en el último artículo encontramos una reflexión sobre lo que significa escribir para niños (“implica, recurriendo a un símil musical, utilizar un instrumento en particular y no toda la orquesta”), basada en la propia experiencia del autor, que comenzó en el periodismo para luego avanzar en el terreno de la ficción.

De los 16 artículos seleccionados en este volumen, lectura enriquecedora para padres y maestros, hemos escogido el titulado “Nueve formas de enseñar a los niños a odiar la lectura”, que nos ayuda a identificar ciertas conductas, muy habituales, con las que alejamos a los niños de los libros: utilizarlos como castigo, obligar a leer ciertos títulos, no predicar con el ejemplo… A pesar de que este texto fue escrito en 1966, si alguien lo publicara hoy como nuevo no nos resultaría anacrónico (lo mismo sucede con el resto del libro). Lo cual puede hacernos dudar de lo que hemos avanzado en términos de animación lectora. Pese a todo, si Rodari viviera, su optimismo le haría ver que en algunos aspectos estamos mejor que hace cincuenta años (“la memoria es una aduladora y una tramposa de primera categoría, aunque no es fácil darse cuenta de ello”).

Estas son las nueve formas que propone Rodari, con pequeños fragmentos extraídos del libro:

1. Presentar el libro como una alternativa a la televisión

“No me parece que negar una diversión, un entretenimiento placentero (o que se siente como tal, lo que es lo mismo), sea la forma ideal de estimular el amor por otra actividad; será más bien la forma de proyectar sobre esa otra una sombra de molestia y de castigo”.

2. Presentar el libro como una alternativa a los cómics

“Conozco a chicos que leen mucho y también cultivan en sus ratos libres el huerto de los tebeos. Eso quiere decir, en mi opinión, que no existe una relación de causa-efecto entre la pasión por las historietas y la falta de interés por las buenas lecturas. Ese interés, evidentemente, tiene que nacer de otro lugar al que no llegan las raíces de los cómics”.

3. Decir a los niños de hoy que los de antes leían más

“A los niños no se les puede pedir que se apasionen por el pasado, porque es una época que no les pertenece. Y, cuando se consigue identificar los libros con un pasado ajeno, con algo que no forma parte de su vida, algo más que meter en la categoría de “hazlo por papá y mamá”, se crea un motivo más para que, en cuanto puedan, se alejen de la lectura”.

4. Creer que los niños tienen demasiadas distracciones

“Más distracciones y más libros. ¿Es posible? No es que sea posible, sino que es un hecho. Y eso no depende de la cantidad ni de la calidad de las “distracciones” (es decir, de las ocupaciones más libres, y por lo tanto más apreciadas, y en consecuencia más educativas), sino del lugar que tenga el libro en la vida del país, de la sociedad, de la familia, de la escuela”.

5. Echar la culpa a los niños si no les gusta la lectura

“Encontraremos la culpa en los padres; hay demasiadas casas en las que nunca entra un libro, hay miles de licenciados universitarios sin biblioteca, hay muchos padres que ni siquiera leen el periódico y luego se sorprenden si sus hijos salen a ellos. Tenemos culpas públicas, de la escuela y del Estado, y también de nuestra alta cultura, siempre demasiado aristocrática para ponerse deberes pedagógicos”.

6. Transformar el libro en un instrumento de tortura

“La lectura ha dejado de ser un fin loable y se convierte en un medio para realizar actividades supuestamente más serias. Eso se corresponde a la perfección con la concepción del niño como medio; el objetivo final pueden ser las notas, el adiestramiento para la paciencia o la preparación para la vida. A saber qué preparación y para qué vida; es probable que para la vida concebida como un sufrimiento, lo cual requiere entrenamiento. El libro que entra en el colegio no llega a ser esa cosa buena y hermosa que se necesita, sino ese algo que sirve al maestro para emitir un juicio. La escuela como tribunal, y no como vida”.

7. Negarse a leer a los niños

“La voz de la madre o del padre (del maestro) tiene una función insustituible. Todos nos ceñimos a esa ley, sin saberlo. Cuando le contamos un cuento a un niño que aún no sabe leer y con ello creamos ese léxico familiar en el que la intimidad, la confianza y la comunión entre padres e hijos se expresan de forma única e irrepetible”.

8. No ofrecer una selección suficiente

“Nosotros no leemos el primer libro que cae en nuestras manos. Nos gusta elegir. En cambio, rara vez se les ofrece a los niños una selección decente. Les regalamos un libro de cuentos, lo dejan a un lado y concluimos que no les gustan los cuentos, cuando puede ser que en ese momento tengan otros intereses. Por eso es indispensable contar con una pequeña biblioteca, personal o colectiva. Veinte libros son mejor que uno, y cien mejor que veinte, porque pueden despertar curiosidades distintas, satisfacer o estimular intereses diferentes, responder a los cambios de humor, a las variaciones de la personalidad, de la formación, de la información”.

9. Obligar a leer

“Desde hace varios centenares de años, los pedagogos no dejan de repetir que, igual que no se puede forzar a un árbol a florecer fuera de temporada, cuando no existen las condiciones adecuadas, tampoco puede obtenerse nada de los niños a través de la obligación, sino que por fuerza hay que buscar otros caminos menos cómodos, vías menos fáciles. No obstante, los pedagogos predican, y el mundo va a lo suyo”.

Tomado de: Revista Babar

miércoles, 7 de febrero de 2018

¿Cómo amar sin poseer?


- Es muy difícil. 
- ¿Qué? 
- El amor. ¿Cómo amar sin poseer? ¿Cómo dejar que te quieran sin que te falte el aire? Amar es un pretexto para adueñarse del otro, para volverlo tu esclavo, para transformar su vida en tu vida, ¿cómo amar sin pedir nada a cambio, sin necesitar nada a cambio? 
- Si no hubiera pasado el tiempo, sentiría que me estás haciendo un reproche. Pero en realidad creo que estás asustado y si estás asustado es porque algo fuerte te está pasando. Casi siempre el error que cometemos, es pensar sólo lo que nos pasa a nosotros, nos parece tan importante eso que sentimos, que nada de lo del otro puede ser tan importante como eso que sentimos, y esa contradicción suele ser trágica. 
- Si no hubiera pasado el tiempo, pensaría que estás siendo autocrítica. 
- Es el error más común que cometemos todos, es querer que el otro sea como queremos que sea y no como es. Y cuando nos damos cuenta del error, a veces es demasiado tarde.


* Diálogo entre Oliverio (Darío Grandinetti) con su ex esposa (Mónica Galán) sobre el amor.
El lado oscuro del corazón es una película argentina, de producción argentino canadiense, estrenada el 21 de mayo de 1992. Dirigida y escrita por Eliseo Subiela con textos de  Mario Benedetti, Juan Gelman y Oliverio Girondo (poemas)

lunes, 8 de enero de 2018

Día Internacional del Libro Infantil 2018

LOS LIBROS HACEN GRANDE LO MÁS PEQUEÑO



Las personas tienden al ritmo y a la regularidad, de la misma forma que la energía magnética organiza las virutas de metal en un experimento de física, de la misma forma que un copo de nieve crea cristales a partir de agua. Ya sea en un cuento de hadas o en un poema, a los niños les gusta la repetición, los refranes y los motivos universales porque pueden reconocerse una y otra vez; dan regularidad a un texto. El mundo adquiere un orden precioso. Aún recuerdo que de niña luchaba conmigo misma por defender la justicia y la simetría, la igualdad de derechos para la izquierda y la derecha: si tamborileaba con los dedos una melodía sobre la mesa, contaba cuántas veces debía golpear con cada dedo para que los demás no se sintieran ofendidos. Solía aplaudir dando una palmada con la mano derecha sobre la izquierda, pero pensé que eso no era justo y aprendí a hacerlo al contrario, con la izquierda sobre la derecha. Por supuesto, este afán instintivo de equilibrio resulta gracioso, pero lo que muestra es la necesidad de evitar que el mundo llegara a ser asimétrico. Tenía la sensación de ser la única responsable de todo su equilibrio. 

La inclinación de los niños hacia los poemas y las historias surge, igualmente, de su necesidad de llevar regularidad al caos del mundo. Desde la indeterminación todo tiende hacia un orden. Las canciones infantiles, las canciones populares, los juegos, los cuentos de hadas, la poesía… son formas de existencia rítmicamente organizadas que ayudan a los más pequeños a estructurar su presencia en el gran caos. Crean la conciencia instintiva de que el orden en el mundo es posible y que todas las personas tienen en él un sitio único. Todo fluye hacia este objetivo: la organización rítmica del texto, las series de letras y el diseño de la página, la impresión del libro como un todo bien estructurado. La grandeza se revela en lo más pequeño y le damos forma en los libros infantiles, incluso cuando no estamos pensando en Dios o en los fractales. Un libro infantil es una fuerza milagrosa que promueve el enorme deseo de los pequeños y su capacidad de ser. Promueve su coraje para vivir. 

En un libro, los pequeños siempre son grandes, de manera instantánea y no solo cuando llegan a adultos. Un libro es un misterio en el que se encuentra algo que no se buscaba o que no estaba al alcance de alguien. Lo que no pueden comprender lectores de una cierta edad permanece en su conciencia como una impronta y continúa actuando aun cuando no lo entiendan completamente. Un libro ilustrado puede funcionar como un cofre del tesoro de sabiduría y cultura incluso para los adultos, igual que los niños pueden leer un libro destinado a adultos y encontrar su propia historia, un indicio sobre sus vidas incipientes. El contexto cultural modela a las personas, estableciendo las bases para las impresiones que llegarán en el futuro, así como para las experiencias más difíciles a las que tendrán que sobrevivir sin dejar de ser íntegros.

Un libro infantil representa el respeto por la grandeza de lo más pequeño. Representa un mundo que se crea de nuevo una y otra vez, una seriedad lúdica y preciosa, sin la que todo, incluida la literatura infantil, es simplemente un trabajo muy pesado y vacío.

Escrito por Inese Zandere
Afiche ilustrado por Reinis Pētersons

Translated by Ana Cendan,
IBBY Spain

viernes, 1 de diciembre de 2017

Conferencia: “Las Bibliotecas Escolares y los Derechos Humanos en la formación de lectores”

La  Biblioteca Nacional del Perú y el Sistema Nacional de Bibliotecas, a través del Centro Coordinador de la Red de Bibliotecas Educativas y Especializadas – Dirección de Bibliotecas Escolares (DEBE), ofrecerá la Conferencia: “Las Bibliotecas Escolares y los Derechos Humanos en la formación de lectores”. 

Esta actividad se realizará el jueves 14 de diciembre, de 03:00 p.m. a 05:30 p.m. en el  auditorio “Sebastián Salazar Bondy” de la Gran Biblioteca Pública de Lima (Av. Abancay cuarta cuadra s/n - Centro Histórico de Lima).



El especialista del “Lugar de la Memoria”-LUM, Stefano Corzo, presentará el tema “El acceso a la información para el desarrollo de las investigaciones: la experiencia del Centro de Documentación del LUM”; la Lic. Rosa María Yataco disertará sobre “Derecho a la información y a la lectura inclusiva y accesible: el caso de la Sala para invidentes de la Biblioteca Nacional del Perú”; por su parte, el bibliotecólogo Daniel Arroyo desarrollará el tema “Con los libros al revés: Pennac y los derechos imprescriptibles del lector”; finalmente, Irina Burgos, consultora y crítica de literatura infantil y juvenil, tratará sobre “Bibliotecas Escolares y Derechos Humanos: el acceso a la lectura como derecho cultural”.

El evento está dirigido a bibliotecarios escolares, en el marco de la implementación de la Ley del Sistema Nacional de Bibliotecas Ley N° 30034 y su reglamento, con la finalidad de promover el fortalecimiento de capacidades y competencias del personal que labora en las bibliotecas de las instituciones de educación básica regular.

La conferencia se ejecuta con motivo de celebrarse el 10 de diciembre el Día de los Derechos Humanos: "Se conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Para mayores informes, comunicarse al 513-6900 anexo 7636 o al correo electrónico: debe@bnp.gob.pe.

El ingreso a la actividad es libre, pero está sujeta a la capacidad del recinto. Se entregarán constancias de participación.

Link para registrar inscripción: goo.gl/uxNNH4


jueves, 30 de noviembre de 2017

En algún lugar alguien está viajando furiosamente hacia ti

En la granja del norte – Un poema de John Ashbery


En algún lugar alguien está viajando furiosamente hacia ti,
a una velocidad increíble, viajando día y noche,
a través de tormentas de nieve y del calor del desierto,
surcando torrentes, atravesando desfiladeros angostos.
Pero ¿sabrá dónde encontrarte?,
¿podrá reconocerte cuando te vea?,
¿te entregará lo que tiene para ti?

Aquí no crece prácticamente nada,
pero los graneros se encuentran rebosantes de maíz,
sacos de maíz apilados hasta las vigas del techo.
Los arroyos fluyen con dulzura, robusteciendo a los peces;
los pájaros oscurecen el cielo. ¿Será suficiente
que el plato de leche esté preparado en la noche,
que pensemos en él algunas veces,
algunas veces y siempre, con sentimientos encontrados?

foto tomada por @rofacio (Iquitos-Perú)

sábado, 11 de noviembre de 2017

Hacia la construcción de la Política Nacional de Cultura


El pasado jueves 26 y viernes 27 de octubre se desarrolló en Lima el Foro Internacional de Cultura (FICU), en las instalaciones del Ministerio de Cultura. 
Foro que contó con la participación de expositores nacionales y extranjeros, entre los que destacan José Castillo (Brasil), George Yúdice (USA) entre otros, revisa aquí el programa desarrollado.

Lo que destaca del FICU es la presentación al público de la web acerca de la construcción de la Política Nacional de Cultura, que ya presenta avances de las mesas de trabajo realizadas por macro-región a través de nueve (09) talleres.
La web nos invita a conocer el proceso formado por cuatro bloques:

1) Elaboración del Diagnóstico y Marco Conceptual

2) Diseño de la Política Nacional de Cultura

3) Socialización y Validación de la Política Nacional de Cultura

4) Aprobación de la Política Nacional de Cultura

Cada bloque presenta documentos con acuerdos trabajados


Bajo el lema "Tú también construyes la Política Nacional de Cultura" invita a participar en la construcción de la Política Nacional de Cultura con opiniones y propuestas, además de presentar el siguiente cronograma:


OPINIÓN:
En este link compartimos publicación de Gloria Lescano, (Gestora Cultural) "Sobre la actual construcción de la Política Nacional de Cultura"