martes, 11 de abril de 2017

Conferencia y Taller Demostrativo "El Libro-Arte como recurso bibliotecario para la formación lectora"

Con el objetivo de difundir la temática del Libro-Arte entre los bibliotecarios escolares, se realizará la Conferencia y Taller demostrativo “El Libro-Arte como recurso bibliotecario para la formación lectora”, el jueves 20 de abril, a las 2.30 p.m. en el auditorio “Sebastián Salazar Bondy” de la Gran Biblioteca Pública de Lima (Av. Abancay cuadra 4 – Lima).

Participarán como expositores el Dr. Rodolfo Sánchez Garrafa (Universidad Nacional Mayor de San Marcos), la Lic. Margarita Roel Mendizábal, Historiadora del Arte de la Biblioteca Nacional del Perú y la educadora y artista plástica Rebeca Dorich.

La conferencia proporcionará los aspectos teóricos sobre el Libro-Arte, tales como su concepto e historia. La parte práctica estará a cargo de Rebeca Dorich, quien alcanzará a los participantes la metodología a desarrollar para la elaboración de un Libro-Arte, además de brindar criterios básicos y habilidades técnicas, integrando las artes, para transformar un impreso sencillo en un Libro-Arte. 

El evento forma parte de las actividades por el “Día Internacional del Libro”. Es organizado por el Sistema Nacional de Bibliotecas, a través del Centro Coordinador de la Red de Bibliotecas Educativas y Especializadas-Dirección de Bibliotecas Escolares. Está dirigido a bibliotecarios escolares, gestores culturales y público interesado.

Mayor información en el correo debe@bnp.gob.pe o al teléfono 513.6900 anexo 7636.

Los interesados pueden inscribirse en el siguiente enlace: goo.gl/KNJBqc

Para ver el programa haga click aquí: goo.gl/cpjDZm 


Mini-Exposición de Libro-Arte:
Concluida la Conferencia y Taller demostrativo en el Auditorio “Sebastián Salazar Bondy”,  se invitará  al público asistente a visitar la mini-exposición de Libro-Arte que estará ubicada en el Hall principal de la Gran Biblioteca Pública de Lima.  
La muestra consiste en exponer tres (03) Libros-Arte y sus respectivas carpetas de trabajo, elaborados por estudiantes de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes-ENSABAP. 

Antes de visitar la exposición, las profesoras y artistas plásticas: Lic. Josefina Jiménez y Lic. Claudia Yupanqui de la ENSABAP, brindarán a los asistentes una breve información relacionada a la temática.

La exposición contará con tres (03) libros de las siguientes características:
a) Libro acordeón en madera tallada

b) Libro elaborado a partir de retazos de tela

c) Libro con aroma de café






















Texto elaborado por Cecilia Ferrer Mariátegui

miércoles, 5 de abril de 2017

Escritor alemán Wolf Erlbruch gana el premio Astrid Lindgren de literatura infantil 2017

El gran ilustrador y escritor alemán Wolf Erlbruch de "El pato y la muerte", "La gran pregunta", "Los cinco horribles", "El topo que quería saber quien se había hecho eso sobre su cabeza", entre otros libros, gana el Premio Astrid Lindgren de literatura infantil.

El galardón, que homenajea a la creadora de Pippi Calzaslargas, es uno de los más prestigiosos del mundo en el ramo

El escritor e ilustrador alemán Wolf Erlbruch ha sido distinguido con el premio Astrid Lindgren 2017, uno de los más prestigiosos del mundo en literatura infantil. El fallo destacó su capacidad innovadora, su sentido del humor y su talento para tratar temas existenciales en sus obras.

«Wolf Erlbruch hace accesibles y manejables cuestiones vitales a lectores de todas las edades. Con humor y calidez enraizadas en una filosofía humanista, su obra muestra lo pequeño en lo grande. Domina de forma magistral el arte del dibujo con base en una tradición larga que abre nuevas ventanas creativas», según reza el comunicado.

El autor alemán, nacido en 1948, ha publicado una decena de libros e ilustrado cerca de cincuenta obras de otros autores. Erlbruch sucede a la estadounidense-británica Meg Rosoff en el palmarés del Premio de Literatura en memoria de Astrid Lindgren (ALMA), como realmente se llama el galardón, que reconoce a autores, ilustradores e iniciativas que inciten a la lectura siguiendo el espíritu de la creadora de personajes como Pippi Calzaslargas.

El objeto del premio es potenciar y aumentar el interés por la literatura infantil y juvenil en todo el mundo y fomentar el derecho de los niños a la cultura en el ámbito global. El galardón fue instituido en 2003 por el Gobierno de Suecia, un año después de la muerte de la escritora, y está dotado con 5 millones de coronas suecas (524.000 euros/558.000 dólares). 
Erlbruch recibirá el premio de manos de la princesa Victoria de Suecia en una ceremonia que se celebrará el 29 de mayo en el Konserthus de Estocolmo.

Fuente: abc.es

domingo, 26 de marzo de 2017

... y eras ausencia ya.

ESTABAS CONMIGO TODAVÍA

Estabas conmigo todavía
y eras ausencia ya.

Y venías en tu voz como un eco lejano,
que llega desde el monte o desde el mar.
Venías en tu mirada distante,
en tu indolente ademán,
en tu halo de cosas sin mañana,
que era ya un poco muerte y un poco eternidad.

Venías, sobre todo,
en aquella ansiedad
de los pobres viajeros que parten
sin saber adónde ni por qué se van.

Y te amaba en tu ausencia todavía presente,
como si fueras más
viva y más intacta en el recuerdo,
y más real.

Alberto Ureta (1885-1966)

Puerto Pizarro-Tumbes (foto: @rofacio)

jueves, 16 de marzo de 2017

Día Internacional del Libro Infantil 2017

¡CREZCAMOS CON LOS LIBROS!



En mi más tierna infancia me gustaba construir casitas con bloques y todo tipo de juguetes, solía usar como tejado libros infantiles ilustrados; en sueños, subía hasta el interior la casa, me acostaba en la cama hecha con cajas de cerillas y contemplaba las nubes o el cielo estrellado, todo dependía de la imagen que más me gustase.

Instintivamente, seguí la ley de vida de todo niño que busca inventarse un ambiente cómodo y seguro, para conseguirlo, un libro infantil fue de auténtica ayuda.

Después me hice mayor y aprendí a leer, en mi imaginación, un libro comenzó a parecerse más una mariposa o incluso un pájaro, que a un tejado. Las páginas del libro eran como alas y susurros. Era como si el libro situado en el alféizar saliera volando inesperadamente por la ventana abierta hacia espacios desconocidos. Lo cogí, lo empecé a leer y el libro se tranquilizó. Después lo seguí a través de otros mundos y parajes, mientras mi universo imaginario se iba extendiendo.

¡Qué alegría tener un nuevo libro en mis manos! Al principio no sabes de qué trata, te resistes a la tentación de abrirlo por la última página, ¡y qué bien huele! No es posible descomponer su olor: tinta, pegamento… no, no lo es. Tiene un aroma especial a libro, uno excitante y único. Las puntas de algunas páginas se pegaban como si el libro no se hubiera despertado aún, se despierta cuando lo empiezas a leer.

A medida que vas creciendo el mundo de alrededor se va complicando. Te enfrentas a cuestiones que incluso un adulto es incapaz de resolver. Sin embargo, es conveniente poder compartir las dudas y los secretos con alguien, por tanto aquí es cuando el libro viene en tu ayuda. Probablemente muchos de nosotros nos hemos planteado: ¡yo he escrito este libro! Y el personaje favorito de pronto parece ser como tú. Vive los mismos problemas y los trata con dignidad; otro personaje no se parece a ti en nada pero quieres que sea como tu ideal, pretendes ser tan valiente y capaz como él.

Me hace reír cuando un chico o una chica dice “no me gusta leer”, no les creo, seguro que toman helado, juegan y ven películas muy interesantes. En otras palabras, les gusta divertirse. La lectura, frente el desarrollo de los sentimientos y la personalidad, no es una tarea tan agotadora, si bien, ante todo, es un gran placer.

¡Precisamente, esta es la intención de los autores que escriben libros para niños!

Escrito por Sergey Makhotini
Traducido por Yana Shvedova
Ilustrado por Mikhail Fedorov



miércoles, 2 de noviembre de 2016

Querido "profe"

Querido 'profe'
"Querido maestro, querida maestra:

¿Quién no recuerda a sus profesores?

Piénsalo cada vez que veas esos ojitos mirándote desde su pupitre. Sólo necesitan una guía. Un modelo, alguien que les anime a seguir adelante sacando lo mejor de ellos. No culpándoles por aquello que no se les da bien. Eso ya se lo hará ver la vida. Lo que necesitan es alguien que les diga: "Claro que puedes hacerlo."

Me gustaría hacerte ver que cada niño, igual que los adultos, es diferente. Por lo que tratarlos a todos de la misma manera sería un error tan grande como tratar de atrapar las gotas de lluvia con un tamiz.

Y que, como sabes, estás trabajando con personitas muy influenciables. Una sola palabra, una idea que les transmites, brotará dentro de ellos, igual que aprenden un idioma con asombrosa facilidad. Esa semilla sigue extendiéndose, y lo interiorizan. Así que procura no utilizar términos que puedan hacerles daño, porque no se lo merecen.

Sé paciente, por favor. Adapta, en la medida en que te sea posible, y el sistema te lo permita, las clases para que no se frustre, y tenga que acudir a un psicólogo, con unos niveles de ansiedad altísimos porque nadie lo entiende.

Cuando tengas delante a un niño inquieto, quizá no tengas a un TDAH, si no a un futuro atleta.

Cuando tengas delante a un niño despistado, quizá no es que no te esté prestando atención. ¡Ojo! A lo mejor tienes delante a un futuro escritor que, simplemente, está imaginando sus mundos.

Cuando tengas delante a un niño que habla mucho, quizá estés en presencia de un futuro showman. Un cómico, o un actor. Mándalo derecho a clases de teatro, ¡seguro que le vendrá genial!

Si tienes delante a un niño que sabe mucho, anímale a seguir leyendo. Recomiéndale cuentos, historias, novelas, ¡lo que sea!

Querido maestro, el tiempo que pasas con esos niños para ti es muy pequeño, en proporción al resto de tu vida. Pero para ellos un año de vida es, en proporción, una parte muy importante. Así que lo que tú hagas o digas les influirá de una manera que no puedes ni imaginar. "

Mis palabras no son para esos maestros que ya hacen una labor extraordinaria con los niños, e incluso con los adultos que, por la razón que sea, tratamos con ellos. Porque son personas que inspiran y son fundamentales en la vida de un niño. Y, a ellos, les doy las gracias por hacerlo posible en un sistema rígido que les dificulta trabajar con la individualidad y el potencial de cada niño.

Texto elaborado por Uxia Domínguez

Fuente: Huffingtonpost 

lunes, 3 de octubre de 2016

Recado

EL RECADO
(Elena Poniatowska)

Vine Martín, y no estás. Me he sentado en el peldaño de tu casa, recargada en tu puerta y pienso que en algún lugar de la ciudad, por una onda que cruza el aire, debes intuir que aquí estoy. Es este tu pedacito de jardín; tu mimosa se inclina hacia afuera y los niños al pasar le arranzan las ramas más accesibles... En la tierra, sembradas alrededor del muro, muy rectilíneas y serias veo unas flores que tienen hojas como espadas. Son azul marino, parecen soldados. Son muy graves, muy honestas. Tú también eres un soldado. Marchas por la vida, uno, dos, uno, dos... Todo tu jardín es sólido, es como tú, tiene una reciedumbre que inspira confianza. 

    Aquí estoy contra el muro de tu casa, así como estoy a veces contra el muro de tu espalda. El sol da también contra el vidrio de tus ventanas y poco a poco se debilita porque ya es tarde. El cielo enrojecido ha calentado tu madreselva y su olor se vuelve aún más penetrante. Es el atardecer. El día va a decaer. Tu vecina pasa. No sé si me habrá visto. Va a regar su pedazo de jardín. Recuerdo que ella te trae una sopa cuando estás enfermo y que su hija te pone inyecciones... Pienso en ti muy despacio, como si te dibujara dentro de mí y quedaras allí grabado. Quisiera tener la certeza de que te voy a ver mañana y pasado mañana y siempre en una cadena ininterrumpida de días; que podré mirarte lentamente aunque ya me sé cada rinconcito de tu rostro; que nada entre nosotros ha sido provisional o un accidente. 

    Estoy inclinada ante una hoja de papel y te escribo todo esto y pienso que ahora, en alguna cuadra donde camines apresurado, decidido como sueles hacerlo, en alguna de esas calles por donde te imagino siempre: Donceles y Cinco de Febrero o Venustiano Carranza, en alguna de esas banquetas grises y monocordes rotas sólo por el remolino de gente que va a tomar el camión, has de saber dentro de tí que te espero. Vine nada más a decirte que te quiero y como no estás te lo escribo. Ya casi no puedo escribir porque ya se fue el sol y no sé bien a bien lo que te pongo. Afuera pasan más niños, corriendo. Y una señora con una olla advierte irritada: "No me sacudas la mano porque voy a tirar la leche..." Y dejo este lápiz, Martín, y dejo la hoja rayada y dejo que mis brazos cuelguen inútilmente a lo largo de mi cuerpo y te espero. Pienso que te hubiera querido abrazar. A veces quisiera ser más vieja porque la juventud lleva en sí, la imperiosa, la implacable necesidad de relacionarlo todo con el amor. 

    Ladra un perro; ladra agresivamente. Creo que es hora de irme. Dentro de poco vendrá la vecina a prender la luz de tu casa; ella tiene llave y encenderá el foco de la recámara que da hacia afuera porque en esta colonia asaltan mucho, roban mucho. A los pobres les roban mucho; los pobres se roban entre sí... Sabes, desde mi infancia me he sentado así a esperar, siempre fui dócil, porque te esperaba. Sé que todas las mujeres aguardan. Aguardan la vida futura, todas esas imágenes forjadas en la soledad, todo ese bosque que camina hacia ellas; toda esa inmensa promesa que es el hombre; una granada que de pronto se abre y muestra sus granos rojos, lustrosos; una granada como una boca pulposa de mil gajos. Más tarde esas horas vividas en la imaginación, hechas horas reales, tendrán que cobrar peso y tamaño y crudeza. Todos estamos --oh mi amor-- tan llenos de retratos interiores, tan llenos de paisajes no vividos.

    Ha caído la noche y ya casi no veo lo que estoy borroneando en la hoja rayada. Ya no percibo las letras. Allí donde no le entiendas en los espacios blancos, en los huecos, pon: "Te quiero..." No sé si voy a echar esta hoja debajo de la puerta, no sé. Me has dado un tal respeto de ti mismo... Quizá ahora que me vaya, sólo pase a pedirle a la vecina que te dé el recado: que te diga que vine. 


martes, 17 de mayo de 2016

“La literatura como alegría y salvación en el arte de educar”

Imparte Fernando Savater ponencia “La literatura como alegría y salvación en el arte de educar”

La literatura sirve para multiplicar nuestra alma, aseguró en la Universidad Autónoma de Aguascalientes


La educación capacita a los seres humanos para intervenir en la vida política de un país, sostuvo Fernando Savater. Durante la conferencia magistral “La literatura como alegría y salvación en el arte de educar”, que el escritor de origen español dictó en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, dijo que la democracia convierte en políticos a todos los ciudadanos y por eso es importante educarlos.

En el salón de usos múltiples, declaró que educar es formar seres humanos completos, porque dicho acto busca perpetuar lo que considera verdaderamente humano: “Nos hacemos humanos unos a otros, repartimos humanidad a nuestro alrededor y la recibimos de los demás”.

Recalcó que la ciudadanía no es definida por la tierra o los componentes naturales, sino que se transmite por el estado de derecho, la constitución democrática y las leyes de un país.

La democracia obliga a educar como si cada ciudadano fuera a ser gobernante, por lo que consideró que no debe restringirse sólo a los sectores que pueden pagarla, pues esto representa una amenaza para la sociedad: “La educación es lo que lucha contra esa fatalidad que hace que el pobre siempre tenga que tener hijos pobres y que el ignorante siempre tenga que tener hijos ignorantes”.

Agregó que la humanidad está unida por las semejanzas que trascienden a los rasgos individualistas que mandatan las tradiciones. Por eso se congratuló de que la Universidad Autónoma de Aguascalientes se permitiera el acogimiento de jóvenes sirios, a resguardo de los problemas bélicos que sufre su país.

Para Savater, aunque la vida del ser humano sea delimitada por las decisiones que éste asume a lo largo de su vida “la literatura sirve para multiplicar nuestra alma” al desplegar posibilidades para escapar de la estrechez y aventurarse en perspectivas distintos a las que se han elegido.

“La persona que sabe leer, que se aficiona a la alegría de la lectura, tiene unos goces extraordinarios y además a muy poco precio. El mundo está lleno de diversiones caras. Cuanto más inculta es una persona, más dinero necesita para pasar los fines de semana, porque como no fabrica nada, no produce nada, todo lo tiene que comprar. Mientras que una persona con un cierto nivel de cultura, con la conversación, un libro o una música puede pasar el tiempo de una manera enriquecedora, la riqueza que nos dan los libros es una riqueza real más duradera y limpia que las que se tienen.”

El filósofo también destacó el papel de las humanidades -literatura, filosofía, historia- que si bien son en apariencia menos rentables que las ciencias aplicadas, permiten a los estudiosos reconocer el para qué de sus esfuerzos y así evitar estancarse en la minucia cotidiana.

Cuestionado por los espectadores acerca del papel de las nuevas tecnologías, anotó que los nuevos soportes para la lectura, como smartphones y tablets, son de gran apoyo para esta actividad, siempre y cuando estos instrumentos no se transformen en un fin mismo.

Además se dijo partidario de la literatura de entretenimiento, toda vez que “el verbo leer no soporta la voz imperativa”.

Entre los presentes en la ponencia estuvieron el rector de la institución, Mario Andrade Cervantes; el ex rector y profesor emérito, Alfonso Pérez Romo; el decano del Centro de Ciencias Sociales y Humanidades, Daniel Eudave Muñoz y el decano del Centro de las Artes y la Cultura, José Luis García Ruvalcaba.

Fernando Fernández-Savater Martín ha dedicado su trayectoria a la reflexión sobre la ética. Entre sus más reconocidas obras se encuentran Ética para Amador, El contenido de la felicidad, La música de las letras y Aquí viven leones.

Fuente: La Jornada